Por estos días reseñábamos la miniserie “La bruja de Hinse“, contenido que SVT lanzó al aire en el año 2012, basada en el libro escrito por su protagonista, Lillemor Östlin, “la mujer que más tiempo pasó en una cárcel en Suecia”.

“Lilly” nació en Örebro en 1940. A los 16 años quedó embarazada de su primera hija, y se le concedió excepcionalmente el derecho a casarse a pesar de su edad. Pronto, quedó embarazada de su segunda hija, en medio de una compleja situación, en la que su esposo decidió dejar su trabajo sin volver a buscar uno nuevo, lo que originó que estuviesen a punto de perder la casa. Ante esta situación, Lilly decide comenzar a trabajar como prostituta en Estocolmo de noche, mientras ejercía su trabajo de operadora de central telefónica de día. En una de esas salidas nocturnas, es “fichada” por un anfitrión en el club nocturno Ambassadeur, en el que pronto comenzó a trabajar de camarera y escort.

Lillemor afirma que fue amante del ministro de Justicia Lennart Geijer durante diez años, intercalando esta relación con su trabajo en el burdel de Doris Hopp, a quien conoció durante sus noche en el Ambassadeur.

Su primer ingreso a la cárcel fue por intento de fraude a un banco, arrastrada por sus propios compañeros del club, con el agravante de que el Sistema de Seguridad Social le quitó la tenencia de sus niñas, llevándolas a un hogar de acogida. Entre idas y vueltas, escapes de la cárcel y delitos varios, Lilly escribió en 2005 un libro llamado Hinsehaxan, el que da el titulo a la miniserie. Además de esta novela autobiográfica, Lillemor ha escrito libros sobre sus experiencias en los Servicios penitenciarios de Suecia, y sobre el sistema legal. Fue elegida vicepresidente de la asociación Tjuvgods, en la que trabajó activamente para brindar a las personas que estuvieron en prisión, una oportunidad de inserción social después de un tiempo de encierro. En 2013 fue despedida de la asociación, y en ese mismo año Östlin fue condenada a 5 años de prisión por delitos de drogas.